Cirurgia Plástica de Reducción de Senos en Miami

Las mamas que son excesivamente grandes en relación al tamaño corporal son una causa frecuente de dolor de espaldas o de cuello, así como de marcas o irritación en los hombros debido a los breteles del sostén. Además, puede verse afectado el sueño y la participación en determinadas actividades, y aumenta la probabilidad de sarpullidos e infecciones en los pliegues submamarios. Por fortuna, una operación denominada mamoplastia de reducción o, simplemente, reducción mamaria, logra buenos resultados para aliviar estos problemas. A veces, este procedimiento se considera como un proceso necesario de reconstrucción y es posible que sea cubierto por los planes de seguro médico cuando se extirpa una cantidad mínima de tejido. Una reducción extirpa tejido mamario extra para lograr un tamaño más cómodo y saludable y remodela las mamas, dándoles más firmeza y levantándolas hasta una posición más juvenil. Un beneficio adicional es que se puede lograr que las mamas desparejas sean más uniformes.

Vídeo de Reducción de Senos

Variaciones de las técnicas quirúrgicas

Las técnicas de reducción varían según el tamaño y la forma de las mamas, la cantidad de tejido que se va a extirpar y otros factores como la cicatrización o la necesidad de poder amamantar en el futuro. Los procedimientos comunes incluyen una incisión en forma de T invertida, una incisión vertical, injerto libre de pezón y liposucción. La T invertida, o técnica en ancla, se extiende alrededor de la parte superior de la areola, hacia abajo y luego hacia el costado y el centro, siguiendo una curva natural que se transformará en el pliegue submamario. La técnica de incisión vertical se extiende alrededor de la parte superior de la areola, con una incisión descendente en forma de V a lo largo de la línea media de la mama. La técnica de injerto libre de pezón retira el pezón y la areola y los vuelve a colocar en una posición más alta en la mama, después de extirpar el tejido. La liposucción también se puede utilizar sola o en combinación con otra técnica, para retirar el exceso de grasa de las mamas en determinadas candidatas. Esta animación mostrará la técnica habitual de T invertida, en la cual el pezón y la areola se mantienen en la mama y son desplazados hacia arriba a una nueva posición, después de que el tejido mamario subyacente sea extirpado. Es posible que su cirujano utilice otras técnicas, dependiendo de su situación específica.

Reducción de Senos - Variaciones de las técnicas quirúrgicas

Incisiones y remoción de tejido

Durante una consulta inicial, su médico tomará medidas del tamaño y forma de sus mamas y efectuará marcas para evaluar opciones quirúrgicas, determinar dónde desea usted que se coloque el pezón y efectuar una planificación preliminar del procedimiento. Es posible que además se tomen fotos y las envíen a compañías aseguradoras como parte del proceso de obtención de la aprobación para la operación. El día del procedimiento le aplicarán anestesia, por lo tanto estará dormida durante todo el tiempo que dure la intervención. Las incisiones se realizan a lo largo de líneas marcadas previamente y se retira el exceso de piel. Las porciones próximas de grasa subyacente y de tejido glandular se extirpan quirúrgicamente y se esculpen para reducir el tamaño y levantar las mamas. Las suturas internas reabsorbibles se utilizan a menudo para ayudar a mantener la forma y reducir la tensión de la piel durante la cicatrización.

Reducción de Senos-Incisiones y remoción de tejido

Reestructuración de las mamas

Los pezones y las areolas, que permanecen unidas a su suministro original de sangre y nervios, son desplazadas hacia arriba, hasta su nueva posición más juvenil. Luego, las áreas por debajo de las areolas se juntan y cierran con suturas para remodelar las mamas, ahora más pequeñas, livianas y firmes. Un tubo de drenaje quirúrgico puede ser colocado en cada mama para permitir que los fluidos salgan por la parte inferior de sus mamas a medida que cicatrizan. Se colocarán vendajes en las mamas y las envolverán con una venda elástica, o le colocarán una prenda de compresión o un sostén quirúrgico, que ayudarán a mantener la forma durante la cicatrización. El procedimiento de reducción mamaria demora usualmente entre dos y cinco horas.

Reducción de Senos - Reestructuración de las mamas

Recuperación y resultados

La inflamación y decoloración que se presentan después del procedimiento son normales y disminuirán con el tiempo. Usualmente, el dolor irá desapareciendo rápidamente y puede ser manejado con medicamentos a medida que usted se repone. Todos los drenajes quirúrgicos se retirarán después de uno o dos días, así como las vendas. Las suturas externas se retirarán después de una o dos semanas, y se le indicará que use una prenda de compresión, evite dormir boca abajo, el esfuerzo excesivo o levantar cosas pesadas durante uno o más meses. La formación de cicatrices a lo largo de las líneas medias inferiores y los pliegues de las mamas es normal; su médico habrá hecho las suturas en los lugares donde las cicatrices resultantes queden lo más inadvertidas posible. Aunque las cicatrices se presentarán al principio de color rojo y muy notorias, irán desapareciendo hasta que queden líneas decoloradas que se pueden disimular fácilmente debajo de prendas escotadas o trajes de baño. Usualmente, las pacientes experimentan una gran satisfacción al disminuir el dolor en la parte superior del cuerpo, mejorar la posibilidad de hacer actividad física y lucir una nueva apariencia, con mamas más pequeñas y de aspecto más juvenil

.
Reducción de Senos - Recuperación y resultados

Hable con el Dr. Decio Carvalho

Escriba su mensaje abajo y clic en enviar