Lifting Facial en Miami – Parte Media

Con frecuencia, la identidad de una persona depende principalmente del rostro: su estructura, el aspecto general y las expresiones. Por ello, es posible que los cambios relacionados con la edad que pueden alterar el aspecto del rostro hagan que una persona se sienta como si su identidad hubiese cambiado con el paso del tiempo. Los cambios pueden presentarse en la parte superior, media e inferior del rostro. No obstante, los cambios en la región media del rostro pueden, a menudo, presentarse antes que los cambios de la parte inferior del rostro. Estos cambios pueden incluir la pérdida de volumen y caída de las mejillas, como también la formación de arrugas profundas y de zonas hundidas debajo de los párpados inferiores. Con frecuencia apropiado para personas a quienes aún no se les ha caído la parte inferior del rostro, el rejuvenecimiento facial medio puede ayudar a reducir estos signos de envejecimiento y a restituir un aspecto más firme y jovial.

Vídeo Lifting Facial – Parte Media

Anatomía Facial

Antes de comprender cómo funciona un rejuvenecimiento facial, es importante conocer la estructura subyacente del rostro y la manera en que el proceso de envejecimiento provoca cambios en dicha estructura con el transcurso el tiempo. El rostro está conformado por capas de piel, músculo y grasa ubicadas por encima de los huesos faciales. Al igual que una banda elástica que se ha estirado excesivamente, los tejidos del rostro se debilitan y pierden su elasticidad y capacidad de mantener una posición firme y jovial. El envejecimiento facial ocurre por muchos motivos. Debido al daño solar y a otros factores, la red de soporte cutánea de colágeno y elastina se rompe. En consecuencia, la piel pierde parte de su estructura y elasticidad y se vuelve flácida. Además, los músculos faciales se debilitan y se estiran, y los depósitos de grasa, que por lo general le otorgan al rostro un aspecto suave y relleno, se desplazan hacia abajo y se reducen. En conjunto, estos cambios operan simultáneamente y crean mejillas caídas, zonas hundidas y arrugas profundas en la parte media del rostro.

Anatomía Facial

Rejuvenecimiento Facial Medio

Existen varios tipos diferentes de rejuvenecimiento facial, cada uno de los cuales es especial para tratar distintas regiones del rostro. Por ejemplo, el rejuvenecimiento facial medio normalmente se realiza para tratar la porción media del rostro. Los cambios relacionados con la edad que se presentan en la región superior e inferior del rostro se corrigen, por lo general, con un estiramiento de la frente y un rejuvenecimiento facial de la parte inferior del rostro, respectivamente. Además, los párpados caídos e hinchados pueden tratarse con cirugía de párpados. Durante un rejuvenecimiento facial medio, los tejidos subyacentes se tensan y los panículos de grasa que otorgan al rostro forma y volumen son desplazados hacia arriba para restituir un aspecto más firme y jovial. Es importante saber que un rejuvenecimiento facial medio no puede corregir la piel suelta del cuello ni de la línea mandibular, ni puede tratar las líneas finas ni las irregularidades del tono y textura de la piel. El médico le ayudará a determinar cuál es el mejor procedimiento en su caso, y si un procedimiento adicional como una cirugía de párpados o un rejuvenecimiento cutáneo podrían producir un rejuvenecimiento facial más integral.

Rejuvenecimiento Facial Medio

Preparación Para la Cirugía

Un procedimiento de rejuvenecimiento facial medio puede durar una hora y media aproximadamente, según el alcance del tratamiento. Antes de comenzar con el procedimiento, se limpiará el área de tratamiento y se administrará anestesia. Es muy probable que el procedimiento se realice con anestesia general, con lo cual el paciente se duerme.

Preparación Para la Cirugía

Incisiones en la Línea de Nacimiento del Cabello

Un rejuvenecimiento facial medio puede realizarse con una diversidad de incisiones y técnicas quirúrgicas diferentes. Por ejemplo, algunos médicos pueden optar por realizar incisiones en el párpado inferior, entre otras ubicaciones. Sin embargo, el método endoscópico está creciendo en popularidad. Con este método, el médico realiza, por lo general, pequeñas incisiones justo por encima de la línea de nacimiento del cabello. En la incisión puede insertarse un endoscopio, que es un delgado instrumento en forma de tubo que se utiliza para ver el interior del cuerpo. Para tener acceso a los depósitos de grasa que serán elevados durante el procedimiento, el médico puede utilizar una pinza roma para levantar los tejidos subyacentes. Trabajando hacia la boca, se levanta el tejido con sumo cuidado para crear un pequeño túnel en la parte media del rostro.

Incisiones en la Línea de Nacimiento del Cabello

Incisiones en la Boca

Con un retractor, el médico dejará expuesto el interior de la boca y realizará dos pequeñas incisiones a lo largo de la línea de la encía. Como se hizo anteriormente, utilizando una pinza roma se elevarán, con sumo cuidado, los tejidos de la porción inferior de la parte media del rostro para abrir la región ubicada entre las incisiones superior e inferior.

Incisiones en la Boca

Corrección de los Depósitos de Grasa

El médico colocará lo que se conoce como suturas de suspensión en los depósitos de grasa que se hayan desplazado hacia abajo con el paso del tiempo. Sujetando las suturas a través de la incisión de la línea de nacimiento del cabello, el médico eleva los depósitos de grasa y los suspende en una posición más alta. Al hacerlo, el médico restituye los contornos suaves y rellenos a la parte media del rostro.

Corrección de los Depósitos de Grasa

Cierre de la Incisión

Una vez que el médico haya terminado de realizar las correcciones necesarias a las estructuras subyacentes, se puede optar por colocar un drenaje quirúrgico por debajo de la piel para evitar la acumulación de líquido durante la cicatrización, a pesar de que esto no suele ser necesario. Las incisiones de la línea del cabello y de la boca se cerrarán con suturas.

Cierre de la Incisión

Recuperación

Si bien algunos médicos prefieren no utilizar vendajes, es posible que otros apliquen un envoltorio holgado o un vendaje de compresión para facilitar la cicatrización. Un vendaje de compresión es ajustado y contribuirá a reducir la hinchazón evitando la acumulación de líquido y proveerá comodidad y sostén a lo largo del proceso de cicatrización. A pesar de que los vendajes sueltos pueden quitarse al cabo de varios días, los vendajes de compresión a menudo se usan durante algunas semanas. Al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, es probable que experimente algo de dolor, hematoma e hinchazón, que en su mayor parte disminuirán en el transcurso de unas pocas semanas. Si se utilizó un drenaje quirúrgico, éste será removido, por lo general, dentro del día posterior a la cirugía, y las suturas no disolubles pueden removerse entre los siete y los diez días. Usted se sentirá lo suficientemente bien como para retomar su actividad laboral al cabo de una a dos semanas; sin embargo, se recomienda que evite las actividades extenuantes tales como levantar objetos pesados o realizar ejercicios, durante el lapso de tres semanas para permitirle a su cuerpo el tiempo suficiente para cicatrizarse.

Recuperación

Resultados

Por lo general, comenzará a notar los resultados muy poco tiempo después del procedimiento. Estos serán aún más evidentes al cabo de dos a tres semanas, a medida que los hematomas y la hinchazón continúen desapareciendo. Dado que todas las personas tienen distintos ritmos de cicatrización, es posible que los resultados finales se vean al cabo de varios meses. A pesar de que un rejuvenecimiento facial medio no detendrá el proceso de envejecimiento, puede reducir significativamente el aspecto de la piel estirada, las arrugas profundas y las zonas hundidas del rostro, otorgando un aspecto jovial por muchos años más.

Resultados

Hable con el Dr. Decio Carvalho

Escriba su mensaje abajo y clic en enviar