Arrugas Tratamientos

Las inyecciones de toxina botulínica tipo A constituyen uno de los procedimientos cosméticos mínimamente invasivos más populares realizados para tratar arrugas y líneas faciales, llamados surcos en la frente. La toxina botulínica es producida por la bacteria clostridium botulinum, que normalmente es responsable de causar la enfermedad conocida como botulismo. Sin embargo, en pequeñas dosis, la toxina botulínica tipo A se puede usar de forma segura para reducir la apariencia de líneas faciales y arrugas. La toxina es purificada y las formulaciones son comercializadas por diferentes empresas con nombres como onabotulinumtoxinA y abobotulinumtoxinA, etc. En esta animación, nos referiremos a todas genéricamente como toxina botulínica tipo A. Con poco tiempo de inactividad y resultados casi inmediatos, la toxina botulínica tipo A puede ayudarlo a restaurar una apariencia más suave y joven en su cara.

alt-Toxina-Botulínica

Anatomía

Dos grupos de músculos, llamados los músculos corrugadores y prócer, se encuentran debajo de la piel entre las cejas. Estos músculos permiten entrecerrar y fruncir el ceño. Contraer estos músculos causa la aparición de líneas verticales en el ceño, llamadas líneas glabelares.

alt-Toxina-Botulínica

Cómo se forman las líneas en el ceño

Además de factores como la edad, la exposición al sol, y la herencia, una de las primeras causas de las arrugas y las líneas faciales es la contracción repetitiva del músculo. Los nervios liberan neurotransmisores, que son químicos que envían señales o impulsos a otros nervios, músculos o al cerebro. Los impulsos nerviosos son los que provocan que los músculos se contraigan o se muevan. Bajo condiciones normales, un neurotransmisor conocido como acetilcolina es liberado por las células nerviosas. La acetilcolina se alberga en sacos llenos de fluidos que se conectan con las membranas celulares de los nervios. Una vez que se une, la acetilcolina es liberada y transmite una señal al músculo, causando que este se contraiga. Cuando esto sucede en los músculos entre sus cejas, se forman las líneas al entrecerrar y fruncir el ceño. La contracción muscular repetida durante muchos años puede causar líneas faciales profundas y arrugas que se forman en la piel sobre los músculos.

alt-Toxina-Botulínica

Cómo la toxina botulínica previene las líneas del entrecejo

Cuando se inyecta toxina botulínica tipo A en el área de tratamiento, la toxina entra al nervio y parte una proteína especial a lo largo de la membrana del nervio que es necesaria para que los sacos que contienen acetilcolina se unan de forma apropiada. Como resultado, la acetilcolina no se puede unir a la membrana nerviosa y no es liberada. Sin la liberación del neurotransmisor, acetilcolina, los músculos faciales tienen una capacidad mucho menor para contraerse de modo que cualquier movimiento que tengan no se nota. Por lo tanto, la región del ceño tiene una apariencia suave y menos arrugada.

alt-Toxina-Botulínica

Procedimiento

Basado en su sensibilidad al dolor, su médico puede aplicar una anestesia tópica antes del procedimiento para brindarle comodidad, sin embargo, a menudo no es necesario. Antes de administrar las inyecciones, su médico le pedirá que contraiga sus músculos faciales en el área de tratamiento deseada a fin de determinar los sitios precisos para la inyección. Usando una aguja ultra-fine su médico le inyectará pequeñas cantidades de toxina botulínica tipo A en los músculos faciales a lo largo de las áreas de tratamiento. Si no se ha administrado anestesia, puede sentir una sensación ligera de ardor o quemazón durante el procedimiento. Todo el procedimiento lleva aproximadamente alrededor de 10 minutos.

alt-Toxina-Botulínica

Recuperación

Su médico puede recomendarle precauciones o restringir las actividades extenuantes durante un par de horas después del procedimiento para minimizar su riesgo de hematomas, pero puede retomar las actividades normales de inmediato. Puede notar algo de enrojecimiento, una hinchazón o hematomas leves, o un adormecimiento alrededor del sitio de las inyecciones. Sin embargo, estos y otros síntomas son generalmente leves y deberían resolverse dentro de algunos días después del procedimiento. Aunque no es frecuente, la toxina botulínica puede propagarse del sitio de la inyección a otras áreas del cuerpo y causar efectos secundarios, y puede no ser apropiada para todos los pacientes. Cuando se administra de forma correcta, la toxina botulínica tipo A se considera segura para su uso. Consulte con su médico o visite el sitio web de la FDA de Estados Unidos o la agencia regulatoria de su país para más información.

alt-Toxina-Botulínica

Resultados

Después de su procedimiento, puede pasar una semana antes de notar resultados. Como los músculos en el área de tratamiento están limitados en su capacidad para contraerse, la apariencia de las líneas faciales y las arrugas disminuirá. Los resultados de un solo procedimiento duran alrededor de tres a cuatro meses, luego de los cuales puede recibir inyecciones subsiguientes para mantener los resultados deseados. Aunque los resultados son temporales, la toxina botulínica tipo A puede ayudar de forma efectiva y segura a restaurar la apariencia suave, joven y bien descansada que usted desea.

alt-Toxina-Botulínica

Hable con el Dr. Decio Carvalho

Escriba su mensaje abajo y clic en enviar